Cómo comprar alojamiento cloud

Publicado en el 17 de Noviembre 2014 a las 17:43 por Sam Turner in: Cloud

A medida que nuestras vidas se entrelazan progresivamente con Internet y la tecnología móvil, los servicios basados en la cloud se convierten en un componente cada vez más importante de los proyectos comerciales. Para los líderes de negocios, hoy más que nunca, existe la necesidad de entender y evaluar la idoneidad de las diferentes opciones de alojamiento cloud para un determinado proyecto, servicio o aplicación.

Este artículo narra sobre las nuevas definiciones estandarizadas de la terminología sobre cloud publicadas por la Organización Internacional de Normalización (ISO, según sus siglas en inglés). Con la ayuda de estas definiciones y los beneficios para las empresas que se explican en este artículo, usted podrá abordar la decisión de elegir un modelo de alojamiento cloud con confianza.

Como comprar el alojamiento cloud

Categorías de Servicios cloud: IaaS, PaaS y SaaS

El alojamiento cloud es a menudo sinónimo de Infraestructura como servicio (IaaS, según sus siglas en inglés) cloud. A veces, simplemente se denomina ‘Infraestructura cloud’. Sin embargo, también puede ampliarse para incluir Plataforma como servicio (PaaS, según sus siglas en inglés) cloud o, simplemente, ‘Plataformas cloud’. Por lo tanto, cuando se analiza un alojamiento cloud, es importante comprender las diferencias entre IaaS y PaaS, dos de las tres categorías de servicios cloud.

ISO identifica y define tres categorías de servicios cloud:

  • Infraestructura como servicio (IaaS): Una categoría de servicios cloud en la que el cliente del servicio cloud puede proporcionar y usar recursos de procesamiento, almacenamiento o red.
  • Plataforma como servicio (PaaS): Una categoría de servicio cloud en la que el cliente del servicio cloud puede implementar, administrar y ejecutar aplicaciones creadas por el cliente o adquiridas por el cliente mediante uno o más lenguajes de programación y uno o más entornos de ejecución sobre un proveedor de servicios cloud.
  • Software como servicio (SaaS): Una categoría de servicio cloud… en la que el cliente del servicio cloud puede utilizar las aplicaciones del proveedor de servicios cloud.

IaaS está más próximo a un modelo de alojamiento más ‘tradicional’. El cliente tiene acceso a los recursos informáticos y de almacenamiento, al sistema operativo, al servidor web, al servidor de aplicaciones, al servidor de bases de datos y a otras configuraciones subyacentes. Este nivel de acceso permite controlar todo lo que usted pueda necesitar, pero también puede ser más de lo que pueda administrar.

PaaS (por ejemplo, Google App EngineAmazon Elastic BeanStalkSalesforce Heroku) está diseñada para facilitar la tarea de los desarrolladores. Como una extensión de IaaS, PaaS elimina la configuración del alojamiento cloud, lo que permite al cliente dedicarse solo a la codificación, a menudo dentro de un marco diseñado para acelerar aún más esta tarea. PaaS es en parte como una versión de autoservicio de un servicio de ‘alojamiento completamente administrado’, donde toda la administración de la configuración y las actualizaciones se hace automáticamente, además de un marco de desarrollo añadido.

El precio a pagar por la conveniencia de PaaS es un menor nivel de control, opciones de lenguajes de desarrollo limitadas, opciones de software limitadas y, lo que es más importante, bloqueo de proveedores. En PaaS, sus aplicaciones están diseñadas para funcionar en una plataforma específica. Por lo tanto, una vez que trabaja en una plataforma tiene que permanecer allí, dando empleo a programadores que estén familiarizados con la plataforma y con los lenguajes de programación que utiliza.

Completando las tres categorías de servicios cloud, SaaS es la disposición de una aplicación acabada a través de Internet. Este servicio está alojado y desarrollado en servicios cloud y ofrece un producto con características, funciones y beneficios diseñados para un mercado específico.

PaaS es genial para quienes tienen las habilidades necesarias para desarrollar una aplicación, pero no cuenta con el tiempo, los conocimientos o el deseo de elegir, instalar, configurar e instalar el SO y las aplicaciones del servidor. Quienes cuentan con administradores de sistema en sus departamentos de TI o los desarrolladores que se sienten cómodos configurando servidores quizás prefieran IaaS, como suele suceder con el desarrollo de sitios web. PaaS complementa la naturaleza escalable, flexible y conveniente del alojamiento cloud. IaaS ofrece mucho más control, opciones de programación y movilidad.

De aquí en adelante, nos centraremos en IaaS como alojamiento cloud. Para obtener más información sobre PaaS, consulte este artículo sobre por qué PaaS puede ser conveniente para los desarrolladores.

Computación cloud: Cloud vs. dedicada

La definición de ISO para Computación cloud es “un paradigma para permitir acceso de red a un grupo escalable y flexible de recursos físicos o virtuales compartidos con abastecimiento de autoservicio y bajo demanda”. Vamos a desglosar esa definición un poco más y consideraremos las ventajas.

El atributo clave de la computación cloud, el que la diferencia del alojamiento dedicado, es la forma en que se asignan los recursos y se proporcionan estos al cliente.

En la computación dedicada, los servidores físicos están configurados e implementados uno a la vez y son propiedad del cliente, quien, por lo general, paga un precio fijo mensual hasta que actualice, cierre o migre de servidor.

Con la computación cloud, todos los clientes comparten un grupo de recursos físicos de base administrado por el proveedor de servicios cloud. El cliente puede implementar Máquinas virtuales (MV) –el equivalente de alojamiento cloud de una computadora física– que utilizan una asignación de los recursos en el grupo. Los recursos informáticos de estas MV son muy fáciles de reconfigurar para el cliente (“escalar y bajar”) y la nueva MV puede añadirse al instante y fácilmente (“escalar horizontalmente”). Todo esto es mucho más fácil que implementar físicamente servidores dedicados y actualizar componentes de hardware. Junto con la flexibilidad para escalar su infraestructura, la computación cloud ofrece también la posibilidad de comprar según un sistema de pago por uso: por hora, por la cantidad de recursos que usted use esa hora.

Si los beneficios de la computación cloud son la flexibilidad para escalar y crecer horizontalmente al instante (incluso de forma automática) según los recursos necesarios y pagar solo por lo que se utiliza, ¿cuáles son los méritos relacionados del alojamiento dedicado?

Algunas aplicaciones no necesitan la flexibilidad ofrecida por la computación cloud. Y muchas se beneficiarán de la estabilidad intrínseca de un servidor dedicado. Un sitio web con niveles de tráfico constantes no necesita escalar y bajar de forma rápida o irregular. Una base de datos grande y activa puede alcanzar velocidades de lectura y de escritura más constantes en un servidor dedicado.

La evaluación comparativa de Internap ha demostrado que las operaciones que usan intensamente la CPU como la compresión de archivos, la codificación de audio y la codificación de video se ejecutan entre 2 y 4 veces más rápido en servidores dedicados que en servidores cloud con especificaciones similares. En otras pruebas, el hardware dedicado superó los servidores cloud similares en la estabilidad del rendimiento de disco en 4 veces de 5, superó la velocidad del disco en 500%, mejoró el rendimiento de RAM en 150% y mejoró el rendimiento de las bases de dato en 65%.

Si usted tiene un sitio web con niveles de tráfico y de transacciones relativamente constantes y elevados, aplicaciones que hacen uso intensivo de recursos o bases de datos que procesan una gran cantidad de transacciones y almacenan una gran cantidad de datos, los servidores dedicados pueden proporcionar un mejor valor entre el precio y el rendimiento que la computación cloud. Para obtener más información sobre cómo comprar alojamiento dedicado, lea nuestra guía concisa sobre cómo comprar alojamiento dedicado.

La relación entre el precio y el rendimiento de alojamientos cloud y dedicados dependerá de lo bien adaptada que esté su aplicación a los beneficios ofrecidos por el alojamiento cloud (escalabilidad, flexibilidad y pago por uso) y los del alojamiento dedicado (estabilidad de rendimiento alto y costos mensuales fijos). Cuantos más recursos de computación y almacenamiento se necesiten, más caro suele ser el modelo de precios de la cloud en relación con el modelo de costo fijo del alojamiento dedicado.

Modelos de implementación de cloud: Pública, privada e híbrida

El alojamiento cloud descrito hasta aquí ha contenido ejemplos de alojamiento de cloud pública. La definición ISO de cloud pública es:

Cloud Pública: “Modelo de implementación de cloud donde los servicios cloud están potencialmente disponibles para cualquier cliente de servicios cloud y los recursos son controlados por el proveedor de servicios cloud. Una cloud pública puede ser administrada, operada y propiedad de una organización comercial, académica o gubernamental, o alguna combinación de ellas. Existe en las instalaciones del proveedor de servicios cloud. La disponibilidad real para clientes de servicios cloud específicos puede estar sujeta a normas jurisdiccionales. Las clouds públicas tienen límites muy amplios, donde el acceso del cliente de servicios cloud a los servicios cloud públicos tiene pocas restricciones o ninguna”.

Sencillamente, una cloud pública es una IaaS cloud administrada por un proveedor de servicios cloud (ejemplos: iWeb, Internap, Rackspace, Amazon AWS, Google Cloud Platform) y disponible para casi cualquiera, en general con las características descritas más arriba y, a veces, con una opción PaaS.

Una cloud privada utiliza las mismas técnicas de computación cloud y ofrece las mismas funciones que la cloud pública, salvo que el grupo de base de recursos de computación y de almacenamiento se controla y está disponible exclusivamente para el cliente. Esta infraestructura puede ser alojada por el cliente (dentro de las instalaciones), o alojada por un proveedor de servicios de alojamiento (fuera de las instalaciones). Este último a veces se denomina “cloud privada alojada”.

La definición ISO de cloud privada es:

Cloud privada: “Modelo de implementación cloud donde los servicios cloud son utilizados exclusivamente por un único cliente de servicios cloud y los recursos son controlados por ese cliente de servicios cloud. Una cloud privada pueden ser administrada, operada y propiedad de la propia organización o de un tercero y puede existir en las instalaciones o fuera de estas. El cliente de servicios cloud también puede autorizar el acceso a otras partes para su propio beneficio. Las clouds privadas tratan de establecer un límite controlado estricto alrededor de la cloud privada sobre la base de limitar los clientes a una sola organización”.

La cloud privada ofrece control adicional, ‘privacidad’ y un modelo de costos alternativo. Con la cloud privada, el cliente paga un precio fijo por la infraestructura base más cualquier licencia de software. Para los clientes que valoran la flexibilidad y las funciones de respuesta del alojamiento cloud y el modelo de costo fijo del alojamiento dedicado, esta es una opción interesante. También ofrece la oportunidad para grandes organizaciones de asignar costos dentro de sus organizaciones al cobrar los recursos de TI a los clientes internos en un modelo de pago por uso.

Otra gran ventaja de la cloud privada es la capacidad de aplicar las medidas adicionales de control y las ventajas de la computación cloud a las operaciones del centro de datos existente. Como administrador de la cloud privada, un cliente tiene acceso a una visión global de su infraestructura. Esto permite al cliente supervisar su infraestructura, aplicar plantillas y automatizar las operaciones como, por ejemplo, la escalabilidad automática de las MV en respuesta a las necesidades de las aplicaciones.

Las clouds públicas ofrecen una forma relativamente sencilla de acceder a la escalabilidad y los beneficios del pago por uso de la computación cloud. Las clouds privadas ofrecen un compromiso entre la escalabilidad de la cloud pública y el control de la infraestructura privada y los costos fijos. La cloud privada es una opción más comprometida y, a menudo, una solución ‘más grande’ pero que ofrece muchas ventajas operativas adicionales en comparación con los alojamientos dedicados más tradicionales.

Multitenencia: Riesgos y Percepciones

Al considerar una cloud pública, muchos clientes potenciales se desalientan por la percepción negativa de la arquitectura de multitenencia. La tenencia única de una cloud privada, por el contrario, es una de sus ventajas distintivas. Esta es la definición ISO de multitenencia:

Multitenencia: “Asignación de recursos físicos o virtuales de modo que varios inquilinos y sus cálculos y datos queden aislados e inaccesibles para los demás”.

Ya hemos visto estudios de evaluación comparativa que muestran un menor nivel de rendimiento y de estabilidad en el rendimiento en entornos de alojamiento cloud en comparación con las especificaciones equivalentes del servidor dedicado. Además de estos problemas de rendimiento, también existe una preocupación crónica por la seguridad de los datos en un entorno compartido, a pesar del aislamiento de los inquilinos entre sí en las clouds públicas.

En un estudio de 2013 de nuestros clientes de alojamiento, iWeb estableció la siguiente lista de inquietudes entre los usuarios de alojamiento cloud actuales y potenciales. Las cuatro principales inquietudes se refieren todas al efecto real o percibido de los recursos compartidos y la multitenencia.

Una de las áreas principales áreas de atención para los proveedores de servicios de alojamiento cloud es superar las preocupaciones por el rendimiento y la seguridad que se hacen evidentes en el mercado de hoy. Los intentos de luchar contra los problemas de estabilidad y seguridad han adoptado la forma de clouds públicas solo en SSD como las que ofrece iWeb y los ’servidores cloud bare metal‘, lanzados primero por Internap y ahora disponibles por un puñado de proveedores.

Los servidores cloud bare metal son servidores dedicados que se implementan y facturan como un servidor cloud, que brindan parte de la flexibilidad de la cloud, con el rendimiento y la privacidad de un servidor dedicado y algunas de las facilidad de escalabilidad.

¿Necesita más información?

Para obtener más información y ayuda para elegir una opción de alojamiento cloud, hable con un asesor de ventas o con un arquitecto de soluciones contactándose con iWeb. También puede encontrar más información acerca de algunas de nuestras opciones cloud específicas y algunos de los recursos mencionados en este artículo siguiendo los enlaces que aparecen a continuación.

Comentarios desactivados tags: , ,  | 
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin calificación todavía)
Loading ... Loading ...

Commentarios

Aún no hay comentarios.